fbpx

No sé si te has dado cuenta pero, desde hace relativamente poco tiempo, se ha puesto muy de moda el tema de los webinars. ¿Pero, sabes por qué?

Un webinar es una reunión online. En la mayoría de casos hay un presentador y, en ocasiones, algún invitado. Por último y más importante, están los asistentes.

A mi, personalmente, me encantan los webinars por varios motivos y, en este blog, no voy a explicar cómo se hace un webinar, sino que me voy a centrar en por qué se debe hacer.

En primer lugar, te da la oportunidad de enseñar a alguien lo que haces sin tener que perder tu tiempo desplazándote. Es más, cuando te desplazas  a visitar a un cliente potencial, sabes que, como mucho, vas a tener la oportunidad de sumar un cliente más a tu lista. Si haces un webinar, puedes invitar a, por ejemplo, 15 personas y, con el mismo esfuerzo y menos tiempo, puedes tener 15 clientes más. ¿Genial, verdad?

En segundo lugar, los webinars son tu oportunidad para compartir con los demás tu grado de conocimiento del sector. ¿Por qué la gente utiliza tus servicios? Fácil, porqué te has especializado y conoces mejor que nadie los beneficios de éstos. Pues así, es como te tienes que vender.

El objetivo de un webinar es  sencillo: compartes un poco de tu experiencia y, a cambio, recoges datos (nombre y email) de personas que sabes que están interesadas en lo que haces. Además, y esto es algo que no todo el mundo hace, es una fuente de vídeo genial que después puedes compartir con tus clientes. No hace falta que te pases 30 minutos al teléfono, solo tienes que enviar el link y, ¡listo!

Espero que acabes de tener un muy buen día 🙂